Timpanometría, prueba de audiología para valorar la condición del oido medio

Timpanometría  es una  prueba para valorar la condición del oído medio, medir la movilidad del tímpano y cadena de huesecillos

Una prueba importante que no se le da importancia!!!

La timpanometría es una de las pruebas que se tienen que hacer a todos los pacientes ya que te proporciona información del oido externo, del tímpano, cadena de huesecillos y otros conceptos que explicaremos a continuación.

No deja de ser una prueba objetiva ya que nos va a proporcionar información de la condición del CAE, (si tienes cera o un cuerpo extraño, como es de profundo hasta el tímpano y que reverberancia tiene) del tímpano (el grosor y la movilidad de este y si hay una perforación) y de la cadena de huesecillos (que estos estén unidos y tengan buena comunicación con el estribo o que esté la cadena desarticulada).



Para realizar esta prueba se utiliza un timpanómetro.

Los resultados de esta prueba son una serie de valores numéricos. Para representarlos tenemos una tabla de los tipos de curvas.

Curvas tipo A, corresponden a una curva normal que indica la integridad del tímpano, cadena de huesecillos y CAE limpio.
– Curvas tipo Ad, presentan un gradiente de presión muy intenso. Estas curvas pueden traducir la presencia de un tímpano fláccido. Una de las causas posibles puede ser la roturas de la cadena de huesecillos.
– Curvas tipo As, presentan un pico centrado de muy débil amplitud. La causa principal suele esta en un tímpano rígido como el que se observa en la timpanoesclerosis. Estas curvas pueden darse también cuando existe un derrame viscoso en la cavidad del oído medio.
Curvas tipo B, se caracterizan por el hecho de que no poseen pico y su trazado se mantiene en una altura limitada, básicamente con una forma aplanada. Tímpano sin movilidad. Estas curvas pueden corresponder a la presencia de líquido en la cavidad del oído medio, a un tímpano muy abombado o a una impactación de cerumen. Si el volumen es mayor a 2ml. es una perforación timpánica.
– Curvas tipo C, se caracterizan por un pico con un claro desplazamiento hacia las presiones negativas. Estas curvas implican una depresión permanente del oído medio, que traduce un mal funcionamiento de la trompa. Este tipo de curva se observa también en una otitis aguda en fase de curación.

Si no tiene una curva tipo A, no se preocupe.

Esta prueba es importante para la adaptación de ayudas auditivas y para que el audioprotesista valore el estado del oido medio.

Con esta explicación me despido, espero haberte ayudado y si tienes cualquier pregunta no dudes en escribirme a hola@jaimeaudiologia.com. Estaré encantado de solucionarte cualquier duda que tengas.

Un saludo y un fuerte abrazo.